Las numerosas protecciones de Google diseñadas para evitar que las aplicaciones maliciosas lleguen a los usuarios de Android llevaron a la eliminación de más de 700.000 aplicaciones en la Google Play Store en 2017. Un aumento del 70 por ciento sobre las eliminaciones totales en 2016.

En un comunicado la compañía dijo: “No solo eliminamos más aplicaciones malas, pudimos identificarlas y actuar contra ellas antes, el 99 por ciento de las aplicaciones con contenido abusivo fueron identificadas y rechazadas antes de que alguien pudiera instalarlas”.

Google atribuye este éxito a su capacidad mejorada para detectar abusos “a través de nuevos modelos y técnicas de aprendizaje automático” escribió Andrew Ahn, gerente de productos de Google Play, en una publicación de su blog.

Las aplicaciones de imitación diseñadas para parecerse a los pilares populares siguen siendo un método popular para tratar de engañar a los usuarios y la la Play Store eliminó más de un cuarto de millón de estas aplicaciones imitadoras el año pasado. La compañía también dice que guardó “decenas de miles” de aplicaciones con contenido inapropiado (pornografía, violencia extrema, odio y actividades ilegales). El aprendizaje automático juega un papel clave en ayudar a los revisores humanos a estar atentos a las malas aplicaciones y desarrolladores maliciosos.

Las “aplicaciones potencialmente dañinas” (PHA, por sus siglas en inglés) son aplicaciones que intentan manipular la información personal de los usuarios, actúan como un troyano de malware o cometen fraude SMS al enviar textos sin que el usuario lo sepa. “A pesar de ser pequeñas en volumen, las PHA representan una amenaza para los usuarios de Android e invertimos fuertemente para mantenerlos fuera de Play Store”, dijo Ahn.

El año pasado, Google puso todas sus tecnologías de detección y detección de malware bajo el paraguas de Google Play Protect. El sistema operativo Android realiza automáticamente escaneos en aplicaciones instaladas para buscar cualquier cosa que esté fuera de lugar, y los usuarios también pueden activar manualmente los escaneos de sus teléfonos inteligentes Android directamente en la sección de actualizaciones. (Finalmente he logrado dejar de presionar este botón cuando comprobaba nuevas versiones de aplicaciones, pero me llevó algo de tiempo).

Aún así, las aplicaciones malas ocasionalmente se escabullen a través de las defensas de Google. En agosto, Google descubrió y expulsó 30 aplicaciones que secretamente usaban los dispositivos en los que estaban instaladas para realizar ataques DDoS. A principios de este mes, la compañía eliminó 60 juegos de Play Store, algunos de ellos destinados a niños, que se descubrió que mostraban anuncios pornográficos. Google dice que continuará actualizando sus métodos y modelos de aprendizaje automático contra los malos actores que intentan engañar a los consumidores con aplicaciones que violan sus políticas. Esos esfuerzos de hecho parecen estar dando sus frutos para ayudar a la seguridad de Android a la vuelta de la esquina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here